¿Está de acuerdo con Nixon sobre el Vietnam?

En La Oficina de Marketing pensamos que para hacer un diseño web o una campaña de posicionamiento en Google no tiene sentido si detrás de ella no hay una estrategia coherente, fuerte y transversal.

Aprendemos de los clásicos cómo Joaquín Lorente:

 

“En 1970, siendo director creativo en Consejeros de Publicidad, la Asociación Nacional de la Prensa me encargó una campaña para hacer subir las ventas de los periódicos.

Parecía claro que no

se trataba tan sólo de insistir a la gente para que leyese cada día las noticias. Ése era el problema del cliente y lo que él quería conseguir. Al público había que ofrecerle un beneficio, qué iba a ganar a cambio de gastarse cada día unos duros.

Recuerdo que rodé un spot para la televisión, tremendamente sencillo, pero de los más directos y concretos que he hecho. Durante veinte segundos, aparecía en primer plano un hombre con un aspecto dignamente despistado.

Una voz en off le hacía distintas preguntas sobre la actualidad de aquel momento: <<¿qué opina sobre los boinas verdes?, ¿cree que es interesante el Mercado Común Europeo?, ¿está o no de acuerdo con la actitud de Nixon sobre el Vietnam?>>.

 

 

Ante cada nueva pregunta,

los silencios y expresiones de desconcierto del individuo eran muy evidentes. El spot se cerraba con un rótulo, y una voz leía el mismo texto que aparecía: <<Lea el periódico: una persona sin información es una persona sin opinión.>>

Pasados los años, estoy convencido que aún hoy muchos publicitarios podrían sufrir interrogatorios parecidos, en los que a preguntas referidas a cualidades y prestaciones del producto para el que están trabajando, mostrarían un grado de ignorancia más o menos paralelo al del candidato a lector de periódicos.

Los anuncios deben ser,

ante todo, mensajes que convenzan. Pero, ¿cómo se puede influir sobre los receptores de un mensaje si no se tiene la información suficiente, capaz de hacer variar una actitud?

[…]

La fase de recibir información sobre la marca que se ha de anunciar y el entorno en el que se va a mover por la vida, es fundamental para después sentarse a crear.

Sin esta información, sin datos, empezar a trabajar se convierte en un angustioso ejercicio de llenar ceniceros, de miradas extraviadas a través de las ventanas y las páginas de los anuarios de publicidad ingleses y norteamericanos.

Y, al final, nunca puedes estar seguro de que lo que has hecho es bueno.”

 

Trabaja con un equipo profesional. Trabaja con La Oficina de Marketing, especialistas en diseño de páginas web en Hospitalet.