¿Qué es un plan de contenidos?

 

El otro día hablamos sobre el marketing de contenidos. Hoy, en La Oficina de Marketing, vuestra agencia de confianza y especializada en servicios de Marketing Digital te explicamos como llevar a la práctica este marketing con la realización de un plan de contenidos. Y te preguntarás, ¿Qué es un plan de contenidos? ¿Cómo puedo elaborar un buen plan de contenidos? Primero de todo vamos a ver en que consiste.

El plan de contenidos o Content plan es el método que nos ayuda en la organización y planificación de las acciones a realizar de nuestra estrategia de marketing de contenidos planteada.

Está comprobado que la elaboración de este plan nos ayuda a obtener mejores resultados frente a una campaña de contenidos no planificada. Disminuye el margen de errores que podamos cometer y asegura el cumplimiento de los objetivos marcados.
No hay una fórmula exacta a seguir, cada empresa elabora el suyo propio y lo adapta a sus necesidades. Nosotros hoy te orientaremos en la composición del plan y de esta manera te sirva como un recurso.

¿Cómo elaborar un buen plan de contenidos?

En el plan de contenidos se documenta la información necesaria para desarrollar la estrategia y todos los pasos a seguir en cada fase para la consecución de las acciones.

Para su elaboración podemos decir que un plan de contenidos consta de una serie de pasos a definir:

  • Análisis de la situación: deberemos hacer una investigación de nuestra competencia para saber en qué nos podemos diferenciar del mercado y las tendencias del momento y analizar nuestra situación actual como empresa. El análisis DAFO es una herramienta que puede resultar de gran ayuda para esta tarea. Puesto que el análisis DAFO te permitirá diseñar la estrategia que seguirá tu empresa a corto, medio o largo plazo. En este, se exponen las amenazas del entorno que nos rodea, las debilidades y fortalezas de tu empresa, y las oportunidades de negocio a las que puedes optar.
  • Establecer los objetivos fijados y los KPI’s: para empezar el plan, habrá que definir los objetivos de comunicación que queremos conseguir. Los kpi’s o Key Performance Indicators son métricas (medibles y cuantificables) que determinan numéricamente las variables claves de tu empresa y ayudan a saber el rendimiento, rentabilidad de tus estrategias o acciones. Por ello, te servirá para conocer el desempeño en base a los objetivos fijados dentro del plan de Marketing y medir los resultados del contenido que se está generando.
  • Determinación del target o buyer persona: dado que está estrategia está orientada al buyer persona, lo ideal sería definir las características, tendencias y lenguaje del sujeto y conocer que estilo le puede gustar más. Al final de cuentas, nuestro target es el que decidirá qué le gusta y cómo consumir nuestro contenido.
    • Buyer persona vs Target:

Buyer persona es el perfil ideal de cliente que queremos obtener como resultado de nuestra estrategia de contenidos. Es una representación semi-ficticia, más emocional y cercana al perfil de persona que dirigirás tu contenido. El target, a diferencia del buyer persona, es más genérico, ya que agrupa un segmento de público definido y establece su estrategia sin tener en cuenta el invidualismo de este grupo, dificultando la personalización de las acciones.

  •  Definición de la temática del contenido: Elegir el tono en el que comunicaremos nuestros contenidos siguiendo la identidad de tu marca y centrándonos en el buyer persona. Es importante adaptar cada contenido al momento y lugar adecuados. Por ello, hay que estar informados y decidir las plataformas dónde divulgaremos el contenido (por ejemplo: social media) o herramientas que se usarán (videos, imágenes…).
  • Producción del contenido: la cantidad de contenido que querremos crear en cada canal de cada tipo de contenido. También dividiremos el contenido en categorías para hacerlo más visual y fácil de entender, pudiendo variar entre ellos en el momento de difundirlo. Y, en consecuencia, las keywords en nuestro contenido te hará ganar posicionamiento y leads.
  • Timming: uno de los factores decisivos. La planificación de la frecuencia con la que publicaremos nuestro contenido y el tiempo que vayamos a dedicar en la generación de este, hará que nuestra estrategia como empresa sea un éxito o fracase. Lo recomendable, es que generemos contenido de forma constante, dependiendo del canal. Teniendo cuidado de no excedernos para que no nos consideren spam y la reacción se transforme en negativa.
  • Promoción: en el momento de promocionar nuestro contenido debemos asegurarnos que se haga de forma atractiva y distinta de la competencia.
  • Medir los resultados: en la campaña de contenido habrá que analizar las variables kpi’s escogidas y medir los resultados para ver si hemos progresado o empeorado.

Como hemos visto, la idea de crear contenido como empresa o marca es algo que tendrás que hacer en algún momento sin duda alguna. Si necesitas más información o asesoramiento para lograr el éxito, ponte en contacto con nosotros. La Oficina de Marketing, cuenta con expertos que te ayudarán a resolver tus dudas y pondremos a tu disposición nuestros servicios integrales de Marketing Digital, entre otros.